19/10/14

La amable naturalidad de Víctor Küppers

Víctor Küppers        Ordino         Su fórmula
Es muy alentador encontrar personas como Víctor Küppers que tiene dos magníficas cualidades: la simpatía y la sensatez.

Su fórmula es: el valor, el conocimiento y las habilidades o experiencia suman, pero la actitud es lo que multiplica. Las dos primeras son importantes; sin embargo, lo que marca la diferencia es la actitud.

Nació el 23 de mayo de 1970 en Eindhoven (Holanda) y vive entre Barcelona y Ordino. Está felizmente casado y tiene dos hijos.

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas y Doctor en Humanidades, trabaja como formador, conferenciante y profesor de Dirección Comercial en la Universidad Internacional de Cataluña y en la Universidad de Barcelona.

Piensa que la vida es fantástica. Sus dos palabras favoritas son pasión y entusiasmo, y cree firmemente que la única vida que tiene sentido es una vida con sentido.

Le apasionan: su familia, la lectura, jugar al tenis, compartir tiempo con personas que merecen la pena, el Barça, Ordino, la cerveza, las sorpresas, unos espaguetis, las terrazas, los niños, las personas mayores, un bosque…

Os transcribo un extracto de uno de sus documentos que se encuentran en su web y que podéis consultar:

Nuestros 2 m2

La semana pasada, con mis alumnos, discutíamos acaloradamente el objetivo de la ONU de reducir en el año 2015 el hambre en el mundo, y el disgusto que provocaba que casi ningún país llegara a cumplir su compromiso del 0,7% o que el presupuesto militar de 2 países podría destinarse a terminar con el hambre en el mundo en menos de 3 meses. En plena discusión se me ocurrió hacerles la siguiente pregunta: 'viendo que les preocupa tanto el hambre en el mundo, querría saber quién de Ustedes ha llevado una bolsa con comida al Banco de Alimentos de Barcelona?'. La sorpresa fue mayúscula al comprobar que ninguna de las casi 80 personas levantó la mano. La conclusión es demoledora!“

Nos encanta solucionar el mundo, proponer ideas para que otros las lleven a cabo… Los discursos grandilocuentes son bonitos, pero poco efectivos. Nosotros controlamos solamente los 2 metros cuadrados que nos rodean, lo que decimos, lo que hacemos, eso sí depende de nosotros, ahí sí que podemos influir, y no en lo que hacen los demás... Como decía Gandhi, ‘debemos convertirnos en el cambio que queremos ver en el mundo’, o como decía la Madre Teresa de Calcuta, ‘toda la calle estaría más limpia si cada uno se encargara de limpiar el espacio delante de su puerta’”.

Estamos en este mundo para ayudarnos, para hacernos la vida más agradable unos a otros. Algunas personas tienen la fortuna de tener trabajo, de estar sanos, de disfrutar de amistades que les quieren, de tener seres queridos cerca que les cuidan y les ayudan en las adversidades. Sin embargo, en este mundo tan injusto que hemos hecho entre todos hay muchas personas que no tienen amigos, ni familiares, ni seres queridos que les cuiden, las hay que no tienen trabajo y están viviendo auténticos dramas, y lo más penoso es que la inmensa mayoría de ellas no merecen estar viviendo estas situaciones. Debe ser muy duro saber que estas abandonado, sentir que no hay ningún ser humano en este mundo al que le importes”.

“Los que no estamos en esta situación no podemos pasar indiferentes ante tanto dolor, aunque cada día más nos estamos acostumbrando. No podemos acostumbrarnos. Todos tenemos el deber de ayudarnos en la medida de nuestras posibilidades, eso sí entra dentro de nuestros 2 m2. Si queremos un mundo mejor, que lo queremos, tenemos que empezar por provocarlo nosotros. Ayudar al que más lo necesita es lo más grande que un ser humano puede hacer por otro. Por justicia. Por amor”.

El colofón ideal para cerrar esta entrada es su convicción: “El único objetivo que tiene esta vida es luchar cada día por ser la mejor persona que tu puedes llegar a ser en los ámbitos que te han tocado y que al final, cuando alguien vea el recorrido de tu vida, aquello sea una obra de arte y te reciban haciéndote un paseíllo y digan ¡Olé! ¡Olé! y ¡Olé!”

11/10/14

Landfill Harmonic: La orquesta reciclada

Fabio Chávez    Nicolás Gómez (Cola)    Landfill Harmonic
Toneladas de basura llegan todos los días a Cateura, el vertedero oficial de Asunción (Paraguay), pero para sus habitantes, que dedican gran parte de sus vidas a hurgar entre los escombros para rescatar los objetos que puedan ser reutilizados, reciclados y vendidos, es su único sustento económico. Este lugar tiene una orquesta cuyos instrumentos están fabricados con materiales de desecho.

La orquesta es la creación del técnico ambiental y profesor de música Fabio Chávez.

Cuando, en el año 2005, trabajó como técnico ambiental en el vertedero de Cateura en un proyecto sobre segregación de residuos sólidos, observó las condiciones de las familias de los recicladores que trabajan allí y pensó enseñar música a los niños que iban para llevarles la comida al mediodía y luego se quedaban a jugar.

Favio Chávez conoció a algunas de las 2.500 familias pobres que vivían en el basurero y trabajaban como recicladores. Al presenciar el creciente analfabetismo, la extrema pobreza y la contaminación, factores que conducen a la cultura de las drogas y las pandillas, Chávez fue consciente de que los niños necesitaban algo positivo en sus vidas. Había sido profesor de música y decidió compartir con ellos su amor por la música.

Empezó a darles clases utilizando algunos instrumentos de su propiedad. Muy pronto se dio cuenta de que no había suficientes para todos los estudiantes ansiosos por querer aprender y con la ayuda de Nicolás Gómez (Cola), uno de los recolectores de basura, comenzó la fabricación de los instrumentos: flautas realizadas con tuberías, cucharas y chapas; guitarras hechas con cajones de embalaje y violonchelos con barriles de aceite.

Los instrumentos que tocan los miembros de esta orquesta imitan a violines, violas, cellos, contrabajos, guitarras, flautas, saxofones e instrumentos de percusión, todos construidos con basura. Entre su repertorio ejecutan música clásica, música folklórica, música paraguaya, música latinoamericana, música de los Beatles y de Frank Sinatra, entre otras.

A partir del año 2011 la orquesta ha formado su propia organización Landfill Harmonic y su objetivo es crear en Cateura, una Orquesta Sinfónica a partir de Residuos Sólidos Domiciliarios desarrollando un sistema que permita el acceso a la educación musical a niños y a jóvenes de comunidades con escasos recursos.

Un precioso eslogan para una maravillosa orquesta: "El mundo nos manda basura, nosotros le devolvemos música".

5/10/14

Zheng Chunhui: “El festival Qingming junto al río” tallado en madera

Escultura Zheng Chunhui      Pintura Zhan Zeduan
El escultor chino Zheng Chunhui convirtió el tronco de árbol de más de 12 metros de largo en una auténtica obra maestra. Talló una réplica detallada de una emblemática pintura de Zhan Zeduan del siglo XII llamada "El festival Qingming junto al río” que retrata las actividades comerciales, económicas e industriales en áreas urbanas y suburbios durante el Festival en la próspera capital de la dinastía Song.

Chunhui escogió un alcanforero de 30 toneladas de peso y 3.5 metros de diámetros como base para su obra. Invirtió en ella cuatro años de su vida y mediante diferentes técnicas de talla como relieves y huecos consiguió dar profundidad y vida a la escena.

La escultura la componen: ríos, puentes, montañas, barcos, árboles, edificios y hasta 550 personas talladas meticulosamente a mano.

Su obra finalizada tiene 12.286 metros de largo, 3.075 metros de altura y 2.401 metros de ancho. Añadiendo a sus dimensiones la meticulosidad y la paciencia, el resultado es imponente.

2/10/14

Rudyard Kipling: SI…

Rudyard Kipling                    If          
Esta mañana he contemplado una vez más el “pergamino” que tengo en mi estudio y que contiene el magnífico poema del escritor y poeta británico Rudyard Kipling: If . Está amarillento y acartonado por el paso del tiempo y para poder transcribíroslo lo he descolgado con sumo cuidado para evitar romperlo. He encontrado múltiples traducciones; sin embargo, prefiero la de mi pequeño tesoro:

SI…

Si puedes conservar tu cabeza cuando, a tu rededor,
    todos la pierden y te cubren de reproches;
Si puedes tener fe en ti mismo, cuando duden de ti
    los demás hombres y ser indulgente para su duda;
Si puedes esperar y no sentirte cansado con la espera;
Si puedes, siendo blanco de falsedades, no caer en la mentira,
    Y si eres odiado, no devolver el odio, sin que te creas,
    por eso, ni demasiado bueno, ni demasiado cuerdo…

Si puedes soñar sin que los sueños, imperiosamente, te
    dominen 
Si puedes pensar, sin que los pensamientos sean tu objetivo
    único;
Si puedes encararte con el Triunfo y el Desastre, y tratar
    de la misma manera a esos dos impostores;
Si puedes aguantar, que a la verdad por ti expuesta
    la veas retorcida por los pícaros,
    para convertirla en lazos de los tontos.
    O contemplar que las cosas a que diste tu vida,
    se han deshecho, y agacharte y construirlas de nuevo,
    aunque sea con gastados instrumentos!...

Si eres capaz de juntar, en un solo haz, todos tus triunfos y
    ganancias
    Y arriesgarlos, a cara o cruz, en una sola vuelta
    Y si perdieras, empezar otra vez como cuando empezaste
    Y nunca más exhalar una palabra sobre la pérdida sufrida!
Si puedes obligar a tu corazón, a tus fibras y a tus nervios,
    a que te obedezcan aún después de haber desfallecido
    Y que así se mantengan, hasta que en ti no haya otra cosa
    que la voluntad gritando: “¡PERSISTID, ES LA ORDEN!”

Si puedes hablar con multitudes y conservar tu virtud.
   o alternar con reyes y no perder tus comunes rasgos;.
Si nadie, ni enemigos ni amantes amigos, pueden causarte
   daño;
Si todos los hombres pueden contar contigo,
   pero ninguno demasiado;
Si eres capaz de llenar el inexorable minuto,
   con el valor de los sesenta segundos de la distancia final;
   Tuya será la Tierra y cuanto ella contenga
   y –lo que aún más vale- serás Hombre, hijo mío!

Aunque el cometido que nos propone sea difícil, nunca me cansaré de intentarlo.

26/9/14

El rostro de las letras

Publio López  Rosalía de Castro  Miguel de Unamuno  Gómez de la Serna (Cafe de Pombo)
Se ha inaugurado en Madrid la exposición “El rostro de las letras. Escritores y fotógrafos en España desde el Romanticismo hasta la Generación de 1914” gracias a la iniciativa de Publio López Modéjar, académico de La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. En su discurso que leyó el día 30 de marzo del año 2008 titulado “La fotografía como fuente de memoria” afirmaba:

Constituye para mí una alta distinción ocupar el lugar de una figura gigante de nuestra cultura contemporánea, como Julián Marías, cuyo magisterio tanto ha enriquecido a varias generaciones de españoles por su ejemplo de hombre integro. Aunque no sea la persona más merecedora de ocupar su sitio, sí puedo asegurar que, como él, tampoco yo voy a renunciar a lo mejor de nuestro pasado, a nuestro patrimonio y a nuestro destino”.

Quizás mis únicos méritos sean los de haber procurado hacer siempre honestamente mi trabajo, tal como me enseñaron mis mayores, tratando de colaborar en la construcción de una sociedad mejor”.

“También en la fotografía, un lenguaje tan próximo a la literatura, todo tiene su lugar. A mí siempre me ha cautivado su carácter narrativo, su cualidad de espejo del pasado, su extraordinaria capacidad para consolarnos de la desconsideración del olvido. Por eso quiero hablar hoy de ese poder evocador que tiene la fotografía, que la convierte en el lenguaje más adecuado para recomponer nuestra devastada memoria común”.

La exposición se organiza en cinco secciones diferentes y, en cada una de ellas, se incluyen citas y frases de los autores más representativos de la época:

Los escenarios de la cultura: distintas imágenes panorámicas de Madrid reproducidas en gran formato.

Los primeros retratos fotográficos: las primeras imágenes conocidas de los literatos españoles a través de postales, fototipias y tirajes en huecograbado.

El ojo de la historia: reporteros gráficos, grandes retratistas, los miembros de la generación del 98 y los escritores de la generación del 14.

Los fotógrafos: dedicado exclusivamente a estos profesionales y a sus galerías de retrato.

Los ambientes literarios: fotografías de cafés y otros lugares de reunión frecuentados entonces por intelectuales, políticos y escritores.

Un arduo trabajo de más de veinte años de búsqueda de imágenes por archivos públicos y privados, españoles y extranjeros que abarca desde el año 1839 cuando se hizo público el invento del daguerrotipo hasta los últimos días de los miembros de la Generación de 1914.

Nuestros grandes maestros del Romanticismo: el duque de Rivas, Zorrilla, Bécquer o Rosalía de Castro y de la generación del 98: Baroja, Valle- Inclán, Unamuno; los modernistas guiados por Rubén Darío; los realistas: Galdós, Echegaray, Clarín, Pardo Bazán y la gran generación del cambio de siglo: Ortega, Gómez de la Serna, Pérez de Ayala y los hermanos Machado.

Una gran parte de nuestra cultura en una exposición. Espero que sea Zaragoza una de las ciudades elegidas para que, tras su presentación en la capital de España, podamos contemplarla.

Arriba